6 Cosas Que Aprendí Al Liarme Con La Novia De Un Colega

Sí, lo sé, soy un capullo. Me lié con la novia de mi colega sin pensar en las consecuencias, y estas son las seis cosas que aprendí:

1. Aprendí que quién tiene un amigo tiene un tesoro, y que perderlo duele. 

Las tías van y vienen, pero los colegas siempre están ahí cuando los necesitas.

2. Aprendí a pensar las cosas dos veces antes de hacerlas.

Las decisiones que tomas pueden afectar a terceras personas, y debes pensar en ello antes de actuar. Dinamité un grupo de amigos de puta madre de la noche a la mañana. Adiós a nuestro viaje de verano en van por Europa. Lo siento chicos.

3. Aprendí que pedir perdón no repara el daño causado.

Lo ví en sus ojos.

4. Aprendí que no hay un sentimiento peor que el de sentirse culpable.

Y si lo hay no no quiero saberlo.

5. Aprendí que el tiempo no lo cura todo.

Ha pasado el tiempo y sé que nunca recuperaré la amistad con mi colega, al fin y al cabo me lo tengo merecido. No hay nada más feo que traicionar a una persona que quieres.

6. Aprendí a ser mejor persona.

Aunque parezca una incongruencia, follarme a la novia de mi colega me convirtió en mejor persona. Aprendí del error. A veces no hay otra manera.

'Happinnes only real when shared.' – Christopher McCandless